Elva Sätt att Äga Dig

Te amé en los acechos
en los efímeros estremecimientos
de los cuerpos tibios de los abedules
bajo el cálido aliento del ciervo albino
y las luciérnagas

Te amé en los equinocios y en las miradas ajenas
en los intensos azules de tus glóbulos oculares
y en sus tristezas

Te amé mientras el otoño se anunciaba
en las primeras hojas que caían,
una a una,
sobre ti y sobre mí

Te amé, yo , poeta,
lleno de bramidos
cubierto de musgos y humedades
en todas tus infinitas inquietudes
en todos
tus miedos
boreales

Te amé, yo, ayer
y hoy,
y te amaré siempre

G.F.Molinero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: